EL PACTO DE DIOS

EL PACTO DE DIOS: "El Señor te pastoreará siempre, en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos, y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca se agotan. Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas, los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de muros caídos, restaurador de casas en ruinas" Isaías 58.11-12

PROMESAS DE VIDA

PROMESAS DE VIDA
"¿Acaso no lo sabes? ¿Es que no lo has oído? El Dios eterno, el SEÑOR, el creador de los confines de la tierra no se fatiga ni se cansa. Su entendimiento es inescrutable. El da fuerzas al fatigado, y al que no tiene fuerzas, aumenta el vigor. Aun los mancebos se fatigan y se cansan, y los jóvenes tropiezan y vacilan, pero los que esperan en el SEÑOR renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán". Isa 40:28-3

domingo, 15 de abril de 2012

CUANDO UN HOMBRE AMA A UNA MUJER

Días atrás revisando un libro de devocionales nos topamos con una meditación acerca de un tema que siempre tendrá vigencia: el relacionado al amor de pareja, específicamente al amor que un hombre expresado a una mujer.

El tema es mucho más vigente de lo que podamos considerar pues en estos últimos años la violencia familiar, el mal trato a la mujer por el hombre, a la compañera de vida en el matrimonio, se ha ido incrementando rápidamente en nuestra sociedad alcanzando niveles nunca antes visto.

La pregunta que uno se hace es ¿Cómo un hombre que juro amor eterno a su esposa, hasta que la muerte los separe, pasados los años puede hacer violencia sobre ella? ¿Dónde está el amor y las promesas pronunciadas con su propia boca?.

Como tiene relación directa con la familia, aquí en Sembrando Vida en la Familia, consideramos presentar lo que una consejera familiar opina al respecto, la misma que nos da algunas recomendaciones a la luz de la Palabra de Dios, aplicando 1 Corintios 13.

Así que, mujer si tienes un novio formal, y si te estás preguntando si realmente su amor hacia ti es genuino, puedes averiguarlo comparando tu relación con la manera en que se describe el amor en la Biblia. De acuerdo a su experiencia en la consejería ha logrado descubrir tres verdades relacionadas a "cuando un hombre ama a una mujer":

1.- Cuando un hombre ama a una mujer RESPETA SU MENTE. Sus pensamientos y sentimientos son importantes para él. Da la bienvenida a una buena conversación con ella y desea saber cuales son los sueños de su vida. Piensa que ella es una de las mujeres más inteligentes que conoce y busca sus opiniones. No se burla de sus ideas ni la insulta.

2.- Cuando un hombre ama a una mujer RESPETA SU CUERPO. Él no se comporta como si el cuerpo de ella fuera suyo. No la toca de manera maneras sexuales que están reservadas para los esposos. No le hace exigencias sexuales para hacerla sentir mal ni culpable. Más bien protege su pureza. No la golpea nunca. Un hombre amoroso no empuja, ni pega, ni usa su fortaleza física para hacerle daño ni controlarla.

3.- cuando un hombre ama a una mujer RESPETA SU ALMA. La ve como una persona separada y completa. La valora y la ve como alguien hermoso y significativo. Alimenta y cuida su corazón fomentando sus dones y talentos. Las necesidades y los sentimientos de ella son importantes para él. No le dan ataques de rabia ni la intimida con la mirada. No la manipula ni la hace sentir menos que una persona o sin valor.

Un hombre bueno y amoroso no es perfecto, por supuesto. Comete errores. Pero está dispuesto a admitir sus errores, a pedir perdón con humildad y a esforzarse por cambiar.

Cuando un hombre dice que ama a una mujer, pero no lo demuestra en maneras tangibles, estamos ante una relación falsa y peligrosa. Si un hombre respeta tu mente, cuerpo y alma cuando son novios, hay buenas probabilidades de que lo siga haciendo si se casan. Lo contrario también es cierto. Si te trata mal mientras son novios, es muy probable que te trate de la misma forma si te casas con él.

Mujer ya los sabes, el amor se nota en las cosas que hacemos, no sólo en las palabras que decimos, recuerda lo que Pablo escribe:

1Corintios 13:4-7  El amor es sufrido,  es benigno;  el amor no tiene envidia,  el amor no es jactancioso,  no se envanece; no hace nada indebido,  no busca lo suyo,  no se irrita,  no guarda rencor; no se goza de la injusticia,  mas se goza de la verdad. Todo lo sufre,  todo lo cree,  todo lo espera,  todo lo soporta.

Nunca lo olvides mujer, si quieres confirmar si el amor que un hombre te profesa, analiza sus expresiones de amor a la luz de lo expuesto. Alguien dijo: "La medida de un hombre no la encontramos en cuán grande es su fe, sino en cuán grande es su amor".

CUANTO MÁS DEMOSTRAMOS AMOR, ESTÉ MÁS CRECE.

Publicado por Ps. Félix Jara